¿Quién me robó mi escritorio?

Por Teresa Freyhoffer

foto 1

 Another Look Inside Google’s London “Super HQ”. http://officesnapshots.com/2014/02/06/another-look-inside-googles-london-super-hq/

 

Ejemplos de diseño de oficinas vanguardistas, pensadas para que surja la creatividad más que el control de los empleados, ya no son exclusivas de las empresas tecnológicas de Silicon Valley, como las icónicas Google o Facebook, de agencias de publicidad o  internet. Hoy éste es un modelo cada vez más visibles en oficinas de El Golf o Nueva Las Condes, en Santiago. Estas oficinas se caracterizan por estructurarse con espacios abiertos y comunes, sin divisiones, que favorecen la interacción; y proveer de espacios cómodos que motiven a los trabadores. Cuentan con  mesas y muebles de diseños lúdicos y coloridos y son equipadas con cocinas, cafeteras y comedores, pero además con  estudios de música, salas de juegos, y rincones de relajo, gimnasio e incluso sala de masajes.

La relevancia del diseño de espacios en el ámbito laboral, ha sido levantada de estudios de distinta índole. Concluyendo que este diseño influye en la innovación que pudiera realizar una empresa y la esperada productividad.  James Ludwig, vicepresidente de diseño global en Steelcase, después de analizar 200 empresas de distintas parte del mundo, afirma que “la innovación es una actividad física. Depende de la interacción humana, la exploración y la experimentación. Eso significa que los lugares que reúnen a las personas, física y virtualmente, son fundamentales para sus resultados[1]”.

Estas oficinas más que transparentar buscan incrementar  la productividad. Tomando uno de los 14 principios de la filosofía de gestión de Toyota Motor Corp. referido a la importancia de utilizar el control visual para que no se oculten los problemas, “los diseñadores de interiores  aprovecharon la ola de construcción de nuevos edificios de oficinas para definir espacios de trabajo en los que ningún empleado quede oculto detrás de una división”[2].

Según Ethan Bernstein, profesor de Harvard Business School, existe una “paradoja de la transparencia” (The Transparency Trap). Mientras se cree que los espacios abiertos promueven el aprendizaje colaborativo y horizontal; los estudios realizados han mostrado que los trabajadores se sienten expuestos  y se colocan a la defensiva por el posible control de los superiores, no favoreciendo el trabajo colaborativo y reduciendo la calidad del desempeño y la productividad[3].

Es decir, se pone en duda que el concepto de espacios abiertos o transparencia favorezca la productividad. Bernstein enfoca el tema desde el liderazgo para abordar las metas de la empresa, considerando la cultura organizacional.

En esta misma línea, Fayard y Weeks[4], presentan una propuesta a partir de la  información levantada en el análisis de 9 estudios a lo largo 12 años, de  los efectos del diseño en organizaciones europeas, norteamericanas y asiáticas. Señalan 3 dimensiones con aspectos sociales y físicos, que permiten que un espacio sea estimulante para la creatividad:

  1. a) La proximidad que favorezca la reunión de personas y remueva las barreras;
  2. b) Privacidad para que la gente no sea escuchada o interrumpida
  3. c) Permiso o autorización del líder para tener encuentros casuales e informales /permisividad: permiso para hablar libremente: refuerce la autorización

 

Esta tríada parece ser más apropiada para el ámbito laboral, logrando la integración de distintos componentes, profundizando en la interacción, poniendo el diseño al servicio de la creatividad e innovación, dejando atrás las luces de la diferenciación, la vanguardia o la sofisticación.

foto2.jpg

Google: Diez de las oficinas más creativas del mundo.  http://opencongreso.com/10-de-las-oficinas-mas-creativas-del-mundo/

[1] Peña, Á. Hacia el entorno creativo. Fecha de consulta: 27 de marzo de 2016. Disponible en: http://realego.com/hacia-el-entorno-creativo/

[2] Diseño de interiores para oficinas: nuevas tendencias. (25 de enero de 2016). Fecha de consulta: 27 de marzo de 2016. Disponible en http://elcomercio.pe/zona-ejecutiva/tendencias/diseno-interiores-oficinas-nuevas-tendencias-noticia-1873254?ref=nota_zona-ejecutiva&ft=mod_leatambien&e=title

[3] Bernstein, E. (Octubre 2014). The Transparency Trap. Harvard Business Review. Disponible en https://hbr.org/2014/10/the-transparency-trap. Fecha de consulta: 27 de marzo de 2016.

[4] Fayard, A. y John Weeks. (Julio-Agosto de 2011). Who moved my cube? Harvard Business Review. , pp 3-10.

Anuncios

Un comentario sobre “¿Quién me robó mi escritorio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s