¿El fin de una adicción?

La sociedad actual vive cabizbaja, no por un estado de ánimo en particular, sino que debido a la atracción que los distintos dispositivos personales les producen, ya sean celulares, computadores, tablets, etc. Esto no aplica solo para adolescentes y adultos, sino que también para niños, incluso menores de 2 años. Estos infantes son presentados a la tecnología a tan temprana edad que ven inhibida su capacidad de sociabilizar, aprehender el mundo exterior y en el fondo ven restringidas sus posibilidades de jugar y conocer distintas experiencias.

Ya no se trata de estar conectados –la razón más común para el uso de estos aparatos–, sino que se vive a través de las distintas pantallas. El uso del celular, por ejemplo, se ha vuelto una necesidad, incluso hasta el punto de generar una adicción o dependencia.  De hecho, como afirma la conocida consultora de Diseño e Innovación Fjord, los usuarios miran sus smartphones  alrededor de 1500 veces a la semana.1 Esto equivale a unas 215 veces diarias.  Además, detectaron una creciente tensión entre la atención a estos dispositivos digitales y la necesidad de concentrarnos en el mundo real que nos rodea sin algo que actúe como mediador.2 Es decir, nuestra atención es desviada hasta tal punto en que ¡merma la capacidad de atender el mundo que nos rodea!
Otro estudio realizado por Oracle en Estados Unidos arrojó que las personas no son capaces de estar más de 6 minutos alejadas de su celular.3 ¡Imagínense la cantidad de tiempo que invertimos en solo revisar el celular, incluso cuando no tenemos ningún mensaje o llamada!

Sin embargo, esto no es nada nuevo. Las personas saben de este fenómeno, son conscientes del rol y el espacio que ocupan en sus vidas los distintos dispositivos. Aquí es donde se presenta el problema de fondo. A pesar de conocer su adicción y sentirse culpables por esta, no hacen nada para hacerse cargo de esta.
Bueno, la gran mayoría no lo hace. Hay algunos visionarios que se han hecho cargo de este asunto, surgiendo así una nueva tendencia conocida como Digital dieting. Este fenómeno tiene por objetivo que los distintos servicios digitales sean conscientes de esta preocupación colectiva y ocupen un rol protagonista en la disminución de esta dependencia. Busca tener usuarios conectados, pero no dependientes.
Esta nueva corriente se ha manifestado a través de algunas aplicaciones para smartphones que intentan disminuir el tiempo que las personas gastan en sus dispositivos (por irónico que parezca). Un caso conocido es el de la Apple Tree App, creada por un grupo de estudiantes en Singapur con el fin de que los singapurenses compartieran más tiempo entre ellos. Esta aplicación consiste en que 2 personas deben juntar sus celulares, sin separarlos ni levantarlos. A medida que transcurren los minutos, va creciendo un árbol que a la larga produce manzanas, siendo estas últimas monedas de cambio para obtener descuentos en distintos lugares comerciales. Obviamente, al levantar cualquiera de los celulares el árbol deja de crecer y se pausa todo el progreso.
Otro ejemplo de este fenómeno es la alianza entre Evernote y Moleskine, quienes buscan que las personas vuelvan a la creación análoga o material. Esto lo realizan a través de un innovador cuaderno, que posee un papel que optimiza la captura de fotos por parte del celular, de forma que todo lo escrito a mano es transmitido mucho más fácilmente al smartphone a través de la aplicación. De esta forma, la aplicación mantiene un registro digital de todas las anotaciones en este cuaderno haciendo mucho más fácil y entretenida la búsqueda, por medio de búsquedas inteligentes a través de las etiquetas o palabras clave que el usuario desee.

Como es sabido, esta tendencia va en crecimiento y es de esperar que continúe así, ya que la dependencia de la tecnología atenta contra la capacidad de sociabilizar del ser humano e interactuar con el mundo que los rodea. No se trata de ir en contra del progreso o la tecnología ni mucho menos, pero sí preferible que la tecnología sea vista como una herramienta de ayuda para las personas, no una adicción. Es por esto que se debe aprovechar esta nueva tendencia, haciendo todo lo posible para impulsarla. La posibilidad de crear nuevos servicios, productos y aplicarla a cualquier ámbito de la sociedad es totalmente realista desde la perspectiva del diseño, como puede apreciarse en los ejemplos comentados anteriormente.

 

1 Fjord global design and innovation consultancy, 2015.

2 Fjord global design and innovation consultancy, 2015.

3 Oracle Corporation es una compañía de software que desarrolla bases de datos, 2013.

4 http://www.independent.co.uk/life-style/gadgets-and-tech/news/app-that-keeps-people-from-phone-snubbing-by-holding-apple-trees-to-ransom-wins-thousands-of-dollars-9869770.html

5 http://mymoleskine.moleskine.com/community/evernote.php

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s